Enseñar a los niños a no hablar con desconocidos

28 Marzo, 2017

Nuestra labor como padres y educadores es enseñar a vivir a nuestros niños en un mundo que puede ser maravilloso, y en el que en ocasiones, se pueden encontrar con situaciones de peligro. Dotar a los niños de herramientas no significa que vayamos a provocar una pérdida de inocencia en ellos, pero sí necesitamos educar a niños para que sean conscientes de los peligros y estén preparados para afrontar diferentes tipos de situaciones.

Os dejo el link a un vídeo que forma parte de un estudio en el que se pone de manifiesto la facilidad con la que los niños pequeños se van con desconocidos.

Es ficción pero la realidad es que esto ocurre con mucha más frecuencia de la que creemos.
Los niños se fían, no entienden que existan en el mundo personas que vayan a intentar hacerles daño. Pero los padres también se confían. En el vídeo, al ser preguntados sobre cómo creían que iban a responder sus hijos cuando se les acercara el extraño, la mayoría contestaba que no se irían con él.

http://www.antena3.com/noticias/mundo/experimento-muestra-sencillo-que-que-ninos-vayan-desocnocido_20150505571df2de6584a8abb5822d2a.html

Es importante darles normas claras de actuación ante desconocidos, tanto por si se pierden como si están tranquilamente jugando y se les aparece un extraño en los parques o en cualquiera de los diferentes entornos en los que se mueve el niño: extraescolares, clases de inglés, en la academia….

Igual que cuando hacemos prácticas para aprender a conducir, los niños necesitan tener la oportunidad de poder practicar lo que harían frente a una situación de riesgo. Es interesante que les demos la oportunidad de verbalizar las diferentes respuestas de negación. Les podemos poner en diferentes situaciones y dejarle que conteste a nuestras preguntas haciéndonos pasar por desconocidos.

Se puede imaginar que se le acerca alguien en el parque y le dice que le acompañe a su coche porque su mamá le está buscando, o que tiene una moto muy chula que le va a prestar…. Y le damos una contestación clara y concisa que pueda utilizar y le salte como un resorte, “No, contigo no me voy a ir”. Y le podemos decir que continúe gritando llamando a su madre.

También tienen que poder identificar personas en diferentes entornos a las que pedir ayuda si vosotros no estáis. Por ejemplo, en un centro comercial, le enseñaría a identificar al personal de seguridad del mismo, o a un dependiente de una tienda, por si se separaran y se perdieran. Otro día, tiempo después, cuando vayáis juntos, preguntarle a quien pediría ayuda.

El mensaje que damos a los niños en estas edades tempranas debe ser “no intentes afrontarlo solo, busca ayuda”. Pedir ayuda es la estrategia más importante de protección para cualquier niño.

Todo este entramado de situaciones las planteamos sin agobiar, ni meter miedo al menor. Intentad que vuestro tono sea neutro, al igual que vuestra expresión cuando habléis de estos temas. Los niños deben sentir que pueden hablar de esto con sus padres, por eso es importante el feedback que reciban, sin presiones, sin agobios y sin regañinas.

Cuando tengan capacidad para hacerlo, los niños deben memorizar su nombre completo, dirección y el teléfono móvil de los padres.

Deja un comentario
Las pesadillas y los terrores nocturnos en los niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas entradas

Solicita información

¿Quieres matricular a tu hijo en la escuela? Llámanos y te daremos información sin compromiso

918 747 720
Contacta con nosotros